Comunicación

 


Los géneros periodísticos y la audiencia en el periodismo digital.

Andrés Cabanes Muñoz | Estudiante de Comunicación audiovisual
                                                                    Universidad San Pablo CEU, Madrid.

Introducción
1. Comunicación del medio digital con la audiencia: la novedad del feedback
2. Características de los géneros en el periodismo digital
3. La entrevista en línea: un género aparte
4. Los foros: la tertulia con la audiencia
Apéndice: periódico online más importantes
Bibliografía

Introducción

"El multimedia abre otra historia de la comunicación, del trabajo, de las relaciones personales y del servicio. Todo se abre de nuevo, todo puede rediseñarse, todo es posible por poca imaginación que tengamos, y esto, como hemos visto, sin el peso de la jerarquía social. <<Delante del ordenador, todo el mundo es igual.>> Ya no hay jerarquías a priori."
Dominique Wolton, Internet ¿y después?

El periodismo es una disciplina muy reciente. Apenas lleva un par de siglos y todavía no está claro cómo está configurado, cómo ha de ser. Actualmente vivimos un momento de inflexión, de cambio, en todos los aspectos. Hay que tener en cuenta muchos factores que influyen en este cambio en la forma de ver y practicar el periodismo, que fundamentalmente vienen de la mano de la introducción de las nuevas tecnologías en el proceso de producción, distribución y recepción de la información.

Lo primero que hay que destacar es la diversificación de la bibliografía sobre el tema. Abundan, sobre todo, los estudios sobre la influencia de internet y las nuevas tecnologías en la sociedad, estudios éstos de carácter sociológico. También abunda la bibliografía referente a los aspectos generales de la comunicación en internet y del periodismo en internet, pero en su mayoría consisten en análisis muy superficiales.

Hay que destacar algunos artículos, muchos de ellos publicados en la misma red, sobre un sinfín de aspectos relacionados con internet. Pero, sin duda alguna, se echan en falta referencias a la práctica profesional del periodismo en el medio digital, aunque hay una excepción que confirma la norma, el trabajo del profesor José R. Vilamor (1) . Pero todos estos textos se enfrentan a la velocidad con la que cambia la red y la rápida obsolescencia de sus contenidos o a la falta de acuerdo en cuanto a la terminología, entre otros aspectos.

Uno de los principales problemas que acarrea la actual sociedad de la información es la sobre-información. Antonio Rodríguez de las Heras señala algunos fenómenos como la obsolescencia y la babelografía (2) como consecuencias de esta cantidad de información y hace el siguiente planteamiento: "el deshielo, fruto del calentamiento global, se puede comparar con la saturación de la información. Es uno de los problemas de hoy, entendiendo problema como desafío, que tiene en estos momentos esa gran cuenca que es Internet, y es la sobre-información. El gran desafío está en saber confinar la información. Ya sabemos registrarla, la sabemos transmitir de forma espectacular, instantánea, pero tiene unos problemas que no sabemos resolver, que es confinarla" (3) . En este mismo sentido Jesús Flores Vivar y Alberto Arruti afirman que "la importancia ya no radica en saber dónde se encuentra la información, sino de qué trata esa información. En este sentido, la nueva forma de tratar y mostrar la información descansa en los potentes motores de búsqueda y otras herramientas de programación capaces de analizar y organizar información desestructurada (...) y mostrarla de acuerdo a su contenido conceptual" (4).

El tema de la acumulación de información preocupa bastante a los autores. Un ejemplo de ello está en un proyecto de investigación financiado por la Universidad del País Vasco en el que se afirma lo siguiente: "En la Red (...) el flujo informativo no es totalmente sustitutivo, sino que es acumulativo. Publicar una información no implica necesariamente la eliminación de la información desfasada. (...) Una tarea importante del periodismo digital será precisamente la de mantener en la Red -bases de datos, etc.- informaciones que no son estrictamente actuales, pero que mantienen su vigencia, ya que pueden servir para complementar los nuevos giros informativos que adoptan los temas" (5). Este tema se abordará en la segunda parte, concretamente en el segundo punto.

Por otro lado, muchos se preguntan qué es lo que pasa con el periódico tradicional, se preguntan acerca de su futuro en relación con el periódico en línea. Como dice Jose Manuel de Pablos, "el periódico gráfico actual servido impreso en un soporte de papel es un viejo producto industrial de una época económica sin relación alguna con la tan aplaudida y a la vez denostada era presente de la sociedad de la información (...) El papel es un producto histórico; por esa simple realidad, no parece que sea tecnológicamente pertinente en el actual tiempo conativo todavía de la era digital. El papel es el paradigma de lo analógico. Siempre fue el soporte casi absoluto de la información periódica impresa y de los textos de ficción, historia, ensayo... del libro. Con la informática empezó a perder ese rol total" (6). Además, hay que contar con otro factor, el económico. Como apunta Manuel Castells "los periódicos están disponibles on line y, de hecho, mucha gente los lee en este formato. Pero, de todos modos, no están dispuestos a pagar por ellos. El único periódico con un servicio de suscripción on line rentable es el Wall Street Journal, que entra en la categoría de lo que la gente necesita para su trabajo y para administrar su dinero" (7).

Otra de las cuestiones que plantea problemas, o si no problemas por lo menos dudas razonables, es la cuestión de la terminología. ¿Es correcta la denominación "periódico digital" o "periódico electrónico"? Para Jose Manuel de Pablos, "cuando nos referimos a los periódicos electrónicos hemos de empezar a acostumbrarnos a dejar de usar la palabra periódico cuando se trate de un servicio informativo escrito que encontremos en redes. (...) En todo caso, aceptamos que se seguirá llamando periódico al servicio gráfico telemático informativo, aunque sea en una nueva acepción" (8).

Por último creo necesario destacar la falta de escritos de los autores considerados ya como clásicos en cuanto a la teoría de la redacción se refiere como son Martínez Albertos, Martín Vivaldi o Alex Grijelmo. Si bien he podido conocer que sí que han realizado alguna conferencia en la que han hablado sobre el periodismo digital o sobre las posibilidades de internet, no he conseguido tener acceso a los textos ni a las actas de los congresos correspondientes en el que participaron con alguna de estas conferencias.

1. Comunicación del medio digital con la audiencia: la novedad del feedback

A lo largo de la historia del periodismo y de las teorías de la comunicación han sido muchos los modelos referentes al proceso de comunicación. Un modelo pretende mostrar los elementos de una estructura y su proceso y establecer las relaciones que existen entre estos elementos. Los elementos básicos son los 'actores' que son los emisores y los receptores. Dentro de todo modelo nos fijamos no sólo en quienes son esos 'protagonistas', sino en las relaciones que se establecen entre ellos. Las relaciones vienen condicionadas por el medio, el propósito comunicativo y por la intención comunicativa, y son tres:

Codificación: es la traducción del mensaje de la comunicación a un 'idioma' o código adecuado para el medio por el que se transmite y de los que lo reciban.

Decodificación: es el proceso inverso al proceso de codificación, de retraducción del mensaje de la comunicación con el fin de extraer su significado.

Retroalimentación o feedback: es el proceso por el que el emisor obtiene información acerca de sí mismo y de cómo ha recibido el receptor el mensaje. Es un proceso circular e interpersonal (permite el intercambio de papeles entre el emisor y el receptor).

Los diferentes modelos de comunicación no siempre han contado con ese tercer elemento, el feedback. Para Laswell, el proceso de la comunicación es aquel que se establece entre un quién, que dice qué, a quién, cómo, por qué canal y con qué efectos. Braddock completó este modelo añadiéndole el contexto en el que se envía el mensaje y el propósito con el que el comunicador dice algo (9).

Shannon y Weaver emplean varios elementos en su modelo, pero tampoco emplean el feedback: una fuente produce un mensaje que se vehicula a través de un transmisor que lo convierte en una señal. La señal se filtra a través de un proceso de ruido que la purifica, amplifica o reduce hasta que llega a un receptor. Éste interpreta la señal y la reconvierte en un mensaje para que llegue a su destino, produciendo un efecto en su destinatario(10) .

Pero el primer modelo circular, es decir, en el que se completa el ciclo de la comunicación con la retroalimentación, es el de Osgood y Schramm, que se centra fundamentalmente en los procesos internos dados en los actores de la comunicación, en el ámbito del emisor y el receptor. En él el emisor decodifica la realidad, interpreta el mensaje, lo codifica y lo transmite al receptor. Éste lo decodifica, interpreta y genera el código de un nuevo mensaje (11).

Otro modelo, es el modelo de Dance. Es un modelo dinámico gradual de conocimiento de la comunicación, representado en forma de espiral. A partir de un estado de información se va adquiriendo conocimiento: a medida que uno va acumulando más información, va siendo capaz de interrelacionarse, de crear feedback (la respuesta depende del grado de conocimiento que tiene el receptor) (12).

Por otro lado, para Maletzke hay tres pares de elementos en la comunicación: comunicación directa/indirecta, comunicación recíproca/unilateral y comunicación pública/privada (13) .

Comunicación directa / indirecta:

Directa: es la que se establece cara a cara (el emisor y el receptor están presentes en el proceso de comunicación).
Indirecta: es la que utiliza intermediarios, mediadores que superan la distancia espacio-temporal.

Comunicación recíproca / unilateral.

Recíproca: es aquella en la que se posibilita el intercambio de funciones entre el emisor y el receptor (pueden cambiarse los roles).
Unilateral: es la que no permite el intercambio de roles (el emisor sólo emite y el receptor sólo recibe).

Comunicación pública / privada:

Pública: no presenta limitaciones en cuanto al número de receptores (se dirige a un número indeterminado e indiscriminado de personas).
Privada: es aquella que está limitada a una audiencia concreta y no aspira a una mayor (audiencia delimitada por el emisor).

Según esta tipología, para Maletzke, la comunicación en los medios de comunicación tradicionales, en nuestro caso periódicos, es indirecta (pues se necesitan multitud de intermediarios para que el periódico pueda llegar al lector), unilateral (no permite el intercambio de roles, ya que el periodista siempre es el emisor y el lector siempre es el receptor) y pública (el periódico es el mismo para todos los lectores, sean el número que sean).

Este esquema ya se había roto con la introducción de las "cartas al director" y de la figura del "defensor del lector" en la prensa escrita, que hacían que la comunicación pasase de ser unilateral a ser recíproca. Pero seguía siendo indirecta y pública.

Internet ha dado un paso más: la comunicación es cada vez más directa, menos unilateral y menos pública. Esto se debe a las posibilidades de interacción que permite este nuevo medio, con las encuestas en línea y la personalización del soporte de la información, que abandona el papel para convertirse en las páginas web. Internet es el modelo de comunicación global que aunaría en sí misma todos los procesos de comunicación.

En relación con estas características de internet, Raisa Urribari destaca que "gracias a las potencialidades interactivas de los medios telemáticos, en la actualidad es posible hablar de un receptor con facultades emisoras, base del paradigma de comunicación dialógica que revaloriza, justamente, las posibilidades discentes de los destinatarios"(14) .

A estas alturas está claro que internet ha cambiado la mayoría de los paradigmas que hasta ahora nos ayudaban a comprender los procesos de comunicación pública en medios masivos. El profesor José Luis Orihuela hace un interesante análisis, muy acertado, de la comunicación en internet, y concluye que son siete los cambios que de modo más relevante caracterizan el "paisaje mediático" que surge con la Red: interactividad, personalización, multimedialidad, hipertextualidad, actualización, abundancia y mediación (15) .

Pero, ¿qué pasa con el control de la difusión? José Manuel de Pablos analiza este aspecto y descubre un nuevo error: "se contabilizan las entradas realizadas en la página de bienvenida del sitioweb, pero no se cuentan aquellos lectores que entran directamente a través de alguna de las páginas interiores, marcadas como favoritas en su monitor" (16). Pero este error no es tal, ya que actualmente, esos contadores se pueden configurar de manera que registren cada entrada nueva en todo el site del medio, esto es, que contabiliza esas entradas a través de alguna de las páginas interiores. No sólo ha avanzado en este sentido, sino que está a la orden del día que los medios dispongan de más contadores ubicados en las diferentes secciones para poder medir la audiencia de cada una de ellas y saber las preferencias de su público.

Cartas al Director:

Las cartas al director han sido, a lo largo de la historia del periodismo, el primer medio de realizar una comunicación completa entre el emisor y el receptor, en este caso entre el periódico y el lector. Se emplean con habitualidad en todos los periódicos y en ellas se recogen diferentes opiniones de lectores sobre algún tema en concreto o pidiendo alguna rectificación e incluso enjuiciando a algún colaborador del periódico (17).

Martínez Albertos diferencia las cartas al director de la tribuna pública o tribuna libre y del consultorio (18). Según la definición que hace de la tribuna pública (en las que "se establece una especie de polémica entre corresponsales espontáneos. El periódico ni entra ni sale y se limita a facilitar un espacio a estos editorialistas inesperados"), se puede decir que es lo mismo que las cartas al director y sería más apropiado emplear ese término para definir las colaboraciones esporádicas de alguien que haga un artículo con intención editorializante (como hace El Mundo con su "Tribuna Libre").

En los periódicos digitales no hay ninguna novedad al respecto. La ventaja que aportan, como se ha comentado con anterioridad, es el espacio. Se publican si no la totalidad de las cartas al director recibidas (ahora correos electrónicos), sí la mayoría. Aunque desgraciadamente, se sigue una tendencia discriminatoria del medio digital con el medio en papel: las cartas propiamente dichas no se publican en la edición digital (aunque es comprensible, dado que habría que digitalizar cada uno y podría ser un proceso lento e incómodo) y las cartas recibidas vía correo electrónico o formulario a través de la Red, raramente se publican en la edición impresa.

Los periódicos que no cuentan con edición impresa también cuentan con esta sección de "Cartas al Director" y no aportan nada nuevo, ya que siguen los mismos parámetros que las tradicionales de los periódicos impresos. Lo único es que muchas veces se facilita al lector la labor de escribirlas al incluir un sencillo formulario en la web del periódico en el que se han de introducir los datos personales básicos (la identificación es un requisito fundamental para la publicación de estas cartas al director) y el texto destinado al Director del periódico en concreto al que van dirigidas dichas cartas, ahora "virtuales".

Hay que mencionar que a veces se emplean otros términos. Por ejemplo, La Vanguardia Digital lo llama "Página abierta del internauta" (19).

El defensor del lector:

El defensor del lector u ombudsman es una figura cuyo origen es reciente, en el periódico norteamericano Currier Journal en 1967, pero que aún así ha calado poco en la prensa española. Sólo dos periódicos cuentan con esta figura: La Vanguardia con Josep María Casasús y El País con Camilo Valdecantos. Ambos escriben artículos, de periodicidad semanal, en los que intentan responder a las quejas razonables de los lectores.

En palabras del propio Josep Mª Casasús, "la importancia del defensor del lector radica, fundamentalmente, en la protección de la identidad del lector y de su defensa, y también del análisis, no de la actuación del periodista, si es correcta o no, sino de la conclusión de ésta y de las posibles repercusiones en el lector" (20).

Hay que destacar que la edición digital de La Vanguardia cuenta con una página especial para el defensor del lector (21), mientras que en la edición digital de El País es necesario consultar la parte correspondiente a la edición impresa para poder acceder a los artículos del defensor del lector el día en el que se publiquen (todos los domingos).

Es relevante la falta del defensor del lector en el resto de periódicos españoles, ya que es una figura muy importante, aunque lo ideal sería que no tuviese que actuar nunca. También hay que destacar la falta de una página propia en elpais.es, ya que el resto del periódico es muy completo.

Encuestas en línea:

Siempre han existido las encuestas de una manera u otra, ya que son muy útiles para determinar el interés de los lectores por determinados temas y sus gustos en cuestiones aparentemente tan sencillas como la maquetación o la tipografía empleada en un periódico. Se suelen incluir en secciones de participación desde las cuales también se puede acceder a los foros, los chats y las cartas al director.

Las encuestas en línea son la vía más común empleada por el medio para establecer la retroalimentación con el público. Mediante éstas, el periódico digital puede conocer la opinión del lector con facilidad y facilitar su difusión, ya que suelen ir acompañadas de un enlace para enviar la noticia a una dirección de correo electrónico. Además, hay dos modalidades básicas: las encuestas sobre temas de actualidad en secciones de participación en las que también se incluyen enlaces a los chats, foros, etc. y por otro lado las encuestas asociadas a cada noticia que lee el telector (empleando la nomenclatura de José Manuel de Pablos) en su pantalla.

Estas encuestas asociadas a noticias en concreto, en la que se le pide al lector que valore la noticia y diga si le interesa o no, son una incorporación propia del periódico digital. A pesar de todo, no todos han incorporado este tipo de encuesta. En este caso, es elpais.es el periódico que mejor organización tiene de las encuestas (22) y de las encuestas asociadas a noticias. En cada texto que se abre de este periódico, se tiene la opción de valorarlo, aunque sólo de manera positiva.

2. Características de los géneros en el periodismo digital

Los géneros periodísticos han acomodado sus formas estilísticas y sus estructuras a cada uno de los canales de comunicación: ya sea prensa escrita, la radio o la televisión. Estos géneros se han ido acomodando, con el paso del tiempo, a los canales de difusión. Por lo tanto cabe pensar que también se adaptarán al nuevo canal y nuevo medio en definitiva que es internet.

Uno de los principales problemas con el que podemos encontrarnos deriva del propio canal que utilizamos para la comunicación. En el periodismo en internet, como apunta en el Informe antes mencionado de la Universidad del País Vasco, "nos encontramos con los estrechos límites de una pantalla que enmarca rígidamente los límites visuales de texto periodístico" (23).

Este marco, al ser estrecho, obliga a observar las informaciones de forma aislada, con lo que se pierde perspectiva de generalidad y globalidad. Cuando el lector se conecta a una página de un diario digital no sabe la longitud del texto, ya que sólo puede ver unas veinticinco líneas, por lo que la práctica del periodismo en internet en exclusiva, se suele ajustar a estas dimensiones y a esta fragmentación de la información en despieces con sumarios y enlaces.

Al desaparecer el concepto de página, se pierde el concepto de jerarquización en función de ésta, ya que no hay ni página par ni impar, ni un número de columnas que marque qué texto es más importante que otro.

Este nuevo canal de comunicación afecta en el plano textual, estilístico y formal, por lo que sería preciso que los periodistas se acomodaran a esta nueva forma de hacer periodismo en vez de seguir aplicando las fórmulas tradicionales del periodismo escrito al periodismo digital.

Según el citado informe, "teniendo en cuenta que el espacio visual de la pantalla se circunscribe en un máximo de 25 líneas de texto (más o menos) y que los lectores de prensa digital prefieren la utilización de enlaces que las barras de desplazamiento, se recomienda la utilización de textos más breves que los que se utilizan en la prensa escrita. Que los textos sean más breves implica también que deberían utilizarse menos oraciones subordinadas, menos complementos en cada oración. La utilización de complementos alarga las oraciones y añade dificultad a la lectura. La redacción debería ser, además, muy tematizada. Un texto en el que cada idea nueva se va expresando en una oración. Un texto en el que tras dos o tres oraciones referidas a un mismo tema se pasa a un párrafo nuevo que introduce un nuevo tema. Las oraciones simples, breves y tematizadas incrementan la facilidad de lectura y también de comprensión" (24).

Pero todas estas características son una adaptación de las que autores como Martín Vivaldi, Martínez Alebrtos o Nuñez Ladevèze han destacado en el texto periodístico: claridad, concisión, naturalidad, etc. Así no parece que haya ningún problema para que los géneros periodísticos, tal y como se emplean en la prensa de papel, puedan acomodarse a la prensa digital. La principal característica sería la reducción de textos, ajustándose a ese esquema de 25 líneas que caben en la pantalla, y emplear enlaces para enlazarlos unos con otros.

Desde la información al reportaje

Cuando acontece un hecho noticioso, lo primero que se hace es cubrirlo mediante la información, si es posible de un periodista del medio o, si no, recurriendo a la información de agencia. Después, una vez que el periodista está allí, investiga un poco, se empieza a emplear el periodismo interpretativo, es decir, ya con otros datos además del hecho en sí tratado desde un punto de vista "objetivo", el periodista puede analizar los hechos en su contexto. Después, una vez en la redacción, redactará el texto determinado en la forma que crea apropiada (también dependiendo de la importancia y la trascendencia de los hechos). Una vez publicado, el periodista puede investigar en sucesos parecidos, en el pasado, etc., por lo que se dará un paso más: se recurre al periodismo de investigación y se puede llegar a publicar un reportaje en el dominical, por ejemplo. Después, el artículo de opinión sobre lo acontecido, sus consecuencias, etc. también está en función de la relevancia.

Todo este proceso que ocurre en la prensa escrita, muy simplificado, sería algo similar a lo que pasa en el nuevo medio, internet, pero en un periodo de tiempo mucho más corto. En el periodismo digital, la aplicación de los diferentes géneros se configura en torno a este factor temporal y a la relevancia de los hechos. Un ejemplo claro está en los atentados terroristas, pero se intentará generalizar:

  • 1º. El medio publica las primeras informaciones que tiene, tal cual las recibe, ya sean de sus periodistas o información de agencia.
  • 2º. Va ampliando la información en el momento de recibirla a la vez que va contrastando la información ya publicada.
  • 3º. Empiezan a aparecer las primeras comparaciones con otros hechos similares y a analizarse el porqué de los hechos.
  • 4º. La información se ha completado, y ya se presentan enlaces a textos de hechos similares. También se empiezan a diferenciar otros textos que contienen el análisis y la interpretación.
  • 5º. Aparecen los artículos de opinión sobre el tema en un enlace desde los textos originales.
  • 6º. La suma de estos textos más declaraciones, entrevistas, material gráfico, etc. se configuran como un reportaje.
  • 7º. El periódico digital incluye toda esta información dentro de su apartado de "monográficos", "temas", etc.

Este suele ser el proceso más habitual, en el que una información escasa se convierte en crónica, ésta pasa a ser un reportaje, que aumenta de tamaño y al que se le incluye algún artículo de opinión hasta que es clasificado dentro de grandes grupos temáticos que permanecen en la página web del periódico. En el ejemplo antes mencionado de un atentado terrorista, suelen introducirse en monográficos con títulos del tipo "La ofensiva de ETA".

Por lo demás, y por norma general, los géneros periodísticos se aplican de la misma manera en la prensa escrita que en la prensa digital, a excepción de las características antes mencionadas, si bien más que a un género en concreto, se refieren a al redacción del texto periodístico en general.

3. La entrevista en línea: un género aparte.

Lo primero que hay que hacer es diferenciar entre la entrevista tradicional publicada a través de un medio digital y la entrevista en línea. La entrevista convencional, sea del tipo que sea, se puede incluir como tal en un periódico digital, sin tener ninguna diferencia. Simplemente cambia el soporte en el que se publica: o en el soporte del papel o en el soporte digital.

Ahora bien, existe un tipo de entrevista que sí es particular del periodismo digital: la entrevista en línea. Este tipo de entrevista surge de la aplicación de las nuevas tecnologías con la participación del público en el proceso de producción de la entrevista. Así, a través de un chat se reúne el personaje a entrevistar con los "telectores" del periódico. Estos serán los que le hagan las preguntas al entrevistado y no un periodista.

Entre las desventajas fundamentales, quizá la más representativa es la pérdida de la linealidad de la entrevista corriente. También depende de en la medida en que se realice esta entrevista, pues hay dos variantes: la primera, que el lector se registre antes de la entrevista y escriba la pregunta que le quiera hacer al entrevistado. Éste, cuando se conecte, lo que hará será contestar a la que más le plazca. La segunda, más anárquica, pero más fiel a la continuidad de una conversación, que es a lo que debe parecerse una entrevista, es que se conecte el entrevistado, y le vayan preguntando los participantes conectados a través de un servidor de chat uno a uno.

De todas formas, ambos sistemas acaban teniendo el mismo problema, ya que el entrevistador, al no ser una única persona, no tiene esa capacidad de relación necesaria anterior a la realización de la pregunta para poder dotar a la entrevista de continuidad. Además, los participantes en este tipo de entrevista suelen ser fans del personaje que va a ser entrevistado, por lo que las preguntas se suelen regir por intereses completamente personales.

Otra característica es que el tema para preguntar al entrevistado puede estar fijado o no, dependiendo del medio o de la importancia del entrevistado o de su momento de actividad profesional. Por supuesto, no se permiten preguntas que puedan molestar al entrevistado, por lo que en cierta medida la entrevista en línea no será en profundidad.

Una vez realizada la entrevista en tiempo real, la entrevista pasa a formar parte de la página web integrándose en el apartado correspondiente (normalmente en aquel en el que se reúnen todas las opciones de participación del receptor con el emisor: encuestas, foros, etc.).

El principal obstáculo para llevar a cabo este tipo de entrevistas es que son necesarios muchos medios económicos y tecnológicos. Por eso, sólo El País y El Mundo ofrecen este tipo de entrevistas, pero con diferencias entre una y otra.

La entrevista en línea en El Mundo Digital:

El Mundo las denomina "Encuentros digitales" (25). Se llevan a cabo todos los días con diferentes personajes excepto un día a la semana en el que es el periodista Carlos Boyero el que responde a las preguntas del internauta. Aprovecha poco las posibilidades multimedia y de hipertexto, ya que una vez realizada se guardan sólo las preguntas y las respuestas, con alguna foto del entrevistado.

La entrevista en línea en El País digital:

Una vez más, el periódico del Grupo Prisa demuestra por qué es el número uno en lectores tanto en el ámbito de la red como en el de la edición impresa. Bajo el nombre de "Entrevistas Digitales" (26), elpais.es recoge este tipo de entrevistas. El proceso de realización ya se ha comentado con anterioridad. Lo que realmente merece la pena de estas entrevistas digitales es el aprovechamiento de las capacidades multimedia y de hipertextualidad: junto a la entrevista en línea, aparece una pequeña ficha con información referente a la actualidad del personaje, el porqué se le entrevista. Se incluye, también, una fotografía del susodicho, enlaces a diferentes entrevistas hechas por el medio (El País) al personaje, artículos publicados sobre él, artículos escritos por él si es colaborador o alguna vez ha colaborado y por último una serie de enlaces a otras páginas web (sin conexión con El País) relacionadas con el protagonista. Un ejemplo es la entrevista que se hizo al escritor Manuel Vázquez Montalbán que acababa de publicar su obra Erec y Enide:

MANUEL VÁZQUEZ MONTALBÁN -- Escritor

Ocho años después de El estrangulador, Manuel Vázquez Montalbán vuelve con Erec y Enide (Areté), título tomado de la primera novela artúrica de Chrétien de Troyes, que habla de la soledad y del amor en tiempo crepuscular. El autor charlará con los lectores de ELPAIS.es este martes a partir de las 17.00.

ENTREVISTAS EN EL PAÍS

o 'La literatura tiene que ser divertida'
ROSA MORA | EL PAÍS Babelia, 20/04/2002

o 'Habría que hacer un inventario del caos del mundo y darle respuesta'
ROSA MORA | 19/03/2002

ARTÍCULOS EN EL PAÍS

o La caza del ciervo blanco
Critica de JAVIER GOÑI| Babelia, 20/04/2002

o El Foro Social reclama instrumentos para 'gobernar la globalización'
PERE RUSIÑOL | 16/03/2002

o Ediciones B lanza una colección sobre cocina de Vázquez Montalbán
I. D. | 11/01/2002

o Carvalho cocina a Montalbán
OCTAVI MARTÍ | 30/05/2001

o Cuba dulce
MAURICIO VICENT | 17/03/2001

o El Círculo Mediterráneo nace en Madrid para pedir libertad, justicia y democracia
MIGUEL MORA | 06/10/2001

ÚLTIMOS ARTÍCULOS DEL INVITADO EN EL PAÍS

o Congojos 27/05/2002

o Derechas 20/05/2002

o 'Balseros' 13/05/2002

o Bárbaros 06/05/2002

o Real Madrid 29/04/2002

o Los otros 22/05/2002

ENLACES

o Página 'oficiosa' sobre Manuel Vázquez Montalbán

o Página de Areté sobre 'Erec y Enide'

4. Los foros: la tertulia con la audiencia

La aparición de nuevos géneros específicos en el periodismo digital deriva del sistema de relación que se establece, a través de este nuevo canal, entre el emisor y el receptor: del emisor con el público y este entre sí. Esta posibilidad se da gracias a los chat, que permiten una comunicación directa entre emisor y receptor en los dos sentidos, pero también la intercomunicación de todos los receptores entre sí. Así, se acaba con la tradición de la comunicación de masas que se analizó en la primera parte del presente trabajo.

Esta nueva concepción de la comunicación ha dado lugar a que surja un nuevo género periodístico, además de variar enormemente el de algunos otros géneros como la entrevista: el foro. Hay que distinguir bien entre foro y entrevista en línea, ya que en muchos trabajos sobre el tema se confunden, como en el informe, mencionado ya varias veces, de la Universidad del País Vasco (27). Sobre la terminología hay muchas variantes, pero la mayoría coinciden a denominarlos 'foros' (28), término que se considera el apropiado para este tipo de género aunque, por ejemplo, la edición digital El Mundo emplea tanto el término 'foro' como el término 'debate' en dos secciones de igual contenido de su periódico (29).

En el foro, no hay una comunicación instantánea como en la entrevista en línea. En el foro se produce una acumulación de opiniones que cada 'telector' va incluyendo según las opiniones de los que han escrito antes. Normalmente los temas para los foros suelen estar programados por la página web, y los participantes se atienen a la variedad temática para opinar. Hay algunos casos como en el periódico exclusivamente digital Libertad Digital (por cierto, el único de los periódicos digitales que cuenta con este tipo de género entre sus páginas web) en el que el participante puede incluir un nuevo tema de debate (30) .

Como se destaca en el informe de la Universidad del País Vasco, "excepcionalmente existen debates en los que interviene una persona que actúa de filtro y puede exigir una cierta especialización en los receptores para participar en él. En este caso se pierde simultaneidad, pero nos encontramos ante la exposición de puntos de vista diferentes sobre determinados temas por parte de los receptores" (31). Esta es la auténtica naturaleza del foro.

Entre los periódicos que cuentan con este nuevo género, cabe destacar una vez más a elpais.es (32). Hay que reconocer que la página web de la edición digital del periódico del Grupo Prisa es, junto con la de El Mundo, la más completa de todos los periódicos de la Red. Otro de los periódicos que ha prestado bastante importancia a este nuevo género es ABC (33) .

El foro es un género periodístico digital muy reciente, tanto que no todos los periódicos en línea lo han incluido en sus páginas web. Por ejemplo, La Razón ya ha pensado incluirlo, tiene su dirección propia, pero aún no está disponible (34). Otro ejemplo de la novedad de este género es que los diarios exclusivamente digitales no cuentan con espacios dedicados a él, excepto en Libertad Digital como se ha mencionado antes.

Pero el foro es un género que cada vez se incorpora más a las páginas web, no ya sólo a los periódicos, sino a páginas de una temática concreta en la que los participantes suelen pertenecer a un sector profesional particular (35). Es un género que está teniendo mucha aceptación en sectores como el cinematográfico, ya que multitud de internautas aficionados al séptimo arte los emplean, junto con el chat, para comentar sus películas preferidas o criticar los oscar, etc (36). Pero no sólo el cine, existen multitud de foros en la red sobre música, filosofía, literatura, etc. También se están creando numerosos páginas web dedicadas exclusivamente a este nuevo género periodístico, lo que confirma la relevancia que está teniendo en la actualidad (37)

Apéndice: Periódicos on-line más importantes.

Esta es una muestra de los principales periódicos españoles en la red. Incluye una breve descripción, ya que la cantidad de contenidos de cada uno haría demasiado extenso su análisis en profundidad (38). Por lo general todos tienen los mismos contenidos, además de los textos periodísticos: cartelera cinematográfica y/o televisiva, reseñas de espectáculos y libros, encuestas, foros, servicio de envío de titulares, servicio de hemeroteca, el tiempo, suscripciones, información y recomendaciones económicas, monográficos, foros, etc. Algunos hasta ofrecen correo web como es el caso de abc.es o personalización, previa suscripción, de la portada.

El País: http://www.elpais.es

No sólo es el periódico en línea más consultado, sinó que se encuentra entre una de las páginas web más consultadas en España. Su contenido se basa demasiado en la edición en papel, pero cada vez menos. Ofrece también todos sus suplementos, y se pueden consultar las ediciones de hasta dos meses antes. Destacan sus monográficos. Destacan sus foros y la publicación de las cartas al director.

El Mundo: http://www.elmundo.es

Lo que más destaca de la web de esta edición digital del periódico de Pedro J. Ramírez es la cantidad de contenidos y la disponibilidad de una hemeroteca con todos los números desde la creación de la edición digital del periódico. Su calidad es impecable, y la actualización es la más regular que he podido observar.

La Vanguardia Digital: http://www.lavanguardia.com

Responde al esquema más común de un medio impreso que se vuelca en una edición digital: actualizaciones frecuentes, multitud de servicios adicionales, con monográficos y demás elementos del estilo. Su página de entrada, como la mayoría, está confeccionada por cuadros, pero luego las noticias tienen la longitud de costumbre. No faltan los enlaces a las noticias relacionadas.

ABC: http://www.abc.es

La versión digital de este periódico nacional destaca porque nada más entrar en ella se ofrece la posibilidad de leer las últimas noticias. Por lo demás, el contenido es similar al de las demás versiones digitales de otras cabeceras. El servicio de consulta de noticias antiguas es de cobro. Ofrece personalizar la portada previa suscripción.

La Razón Digital: http://www.larazon.es

Posiblemente es el periódico en línea con el peor diseño, el más incómodo de leer. Por lo demás, es como los anteriores, con muchos contenidos variados además de los textos normales en un periódico. Sólo cuenta en su hemeroteca con las noticias de hasta dos meses antes. Los foros todavía no están disponibles.

La Estrella Digital: http://www.estrelladigital.es

Según la propia web, "el primer diario electrónico en español". Su confección es por cuadros, a base de textos cortos como se ha mencionado que debería ser todo periódico, pero cada página web es bastante larga si seguimos estos mismos criterios. Es curioso que no se pueda encontrar fácilmente el staff.

La Semana: http://www.lasemana.es

Es un periódico exclusivamente digital de reciente creación. Bajo el nombre "el Periódico que explica las noticias", también se basa en un esquema de noticias cortas y en general de una configuración en torno al tamaño de una pantalla de ordenador, cumple los requisitos que se han mencionado en cuanto al tamaño de los textos. Realmente, resulta más cómodo de leer que el resto de los periódicos en línea.

Libertad Digital: http://www.libertaddigital.es

En un principio este periódico digital parece similar a La Semana.es en cuanto a la configuración de inicio. Pero una vez que se entra en los diferentes enlaces, los textos tienen una longitud larga parecida a la de los periódicos corrientes. EL resto de contenidos es similar al de los demás.

Hispanidad: http://www.hispanidad.com

Uno de los primeros diarios digitales, si se le puede llamar así. Con un formato muy incómodo, configurado a lo largo de una web casi interminable, los contenidos tampoco son su fuerte. Su contenido es más parecido a la prensa ideológica de los orígenes del periodismo que a lo que actualmente se conoce como tal.

Alternativas:

Otra manera de obtener noticias es a través de las Agencias de noticias, en España las más comunes son la Agencia Efe (39) y Europa Press (40), pero no ofrecen al completo sus informaciones, sino más bien todo lo contrario (41), ofrecen un resumen de ellas. También se puede acceder a la información que proporcionan los diversos portales como Yahoo (42), Telépolis (43) o el buscador de noticias Iconoce.com (44), pero suelen ofrecer noticias de agencia o noticias obtenidas de otros periódicos, por lo que no se puede exigir actualidad. Lo que si que ofrecen es la configuración de la portada con las noticias que puedan interesar al usuario, previa suscripción gratuita en su mayoría (por ejemplo, en el caso de Yahoo, a través de Mi Yahoo (45) ). La mayoría de los portales como Ya.com (46)o Terra (47) también ofrecen noticias, pero en las mismas condiciones.

Notas

(1) Rodríguez Vilamor, J.: Cómo escribir en internet. Madrid: UNIVERSITAS, 2001.      volver

(2) Rodríguez de las Heras, A.: Navegar por la información. Madrid: FUNDESCO, 1991.      volver

(3) Entrevista a Antonio Rodríguez de las Heras. Getafe: inédita, Febrero, 2001      volver

(4) Flores Vivar, J. y Arruti, A.: Ciberperiodismo. Madrid: LIMUSA, 2001, pág. 136     volver

(5) VV. AA.: El diario digital. Barcelona: BOSCH, 2000.      volver

(6) de Pablos, Jose Manuel: La red es nuestra. Barcelona: PAIDOS, 2001, págs. 63 y ss.      volver

(7) Castells, Manuel: La galaxia internet. Barcelona: ARETE, 2001.      volver

(8) de Pablos, Jose Manuel: La red es nuestra. Barcelona: PAIDOS, 2001, págs. 78 y 79.     volver

(9) McQuail, D. y Windahl, S.: Modelos para el estudio de la comunicación colectiva, Navarra: EUNSA, 1997, pág. 41      volver

(10) Ibíd., pág. 43      volver

(11) Ibíd., pág. 46      volver

(12) Ibíd., pág. 48     volver

(13) Maletzke, Gerard: Psicología de la comunicación social, Quito: CIESPAL, 1976.      volver

(14) Urribarri, Raisa: "El uso de Internet y La Teoría de la Comunicación" en Comunicación y Medios, 1999. URL: http://www.comunicacionymedios.com/comunicacion/teorias/textos/internet.htm    volver

(15) Orihuela, José Luis: "Internet: nuevos paradigmas de la comunicación" en Chasqui nº 77, 2002 (URL: http://www.comunica.org/chasqui). El autor llega a las siguientes conclusiones: "Los nuevos escenarios de la comunicación pública que plantea Internet han de interpretarse como la ocasión para redifinir el perfil y las exigencias profesionales de los comunicadores, así como los contenidos y los procedimientos de su formación académica. Los soportes utilizados dejan de ser el factor distintivo de la profesión -ya que todos los soportes se funden en la red-, y una vez más emergen los contenidos como factor diferencial de de identidad y calidad. Internet ha provocado un efecto paradójico en la comunicación pública, que por una parte se ha desprofesionalizado (publica cada vez más gente que sabe menos cosas) y por otra parte se ha superespecializado fragmentando el conocimiento en infinidad de parcelas. Corresponde hoy a los comunicadores (...) hacerse cargo de la complejidad, transformar la información en conocimiento, gestionar el conocimiento y responder de un modo más efectivo a un público que, a fuerza de ir a la deriva, naufragando en muchos casos, ha comprendido que podemos ayudarle a navegar. A navegar en la información".      volver

(16) de Pablos, Jose Manuel: La red es nuestra. Barcelona: PAIDOS, 2001, págs. 85.      volver

(17) Un ejemplo curioso se dio en el periódico El País, en el que el filósofo Fernando Savater escribió un artículo como colaborador sobre el problema del terrorismo en el País Vasco. Eduardo Haro Tecglen desde su columna diaria "Visto y oido" criticó duramente al filósofo. Savater escribió una carta al director en la que matizaba su postura y recriminaba a su vez a Haro Tecglen. Esta polémica duró un par de días.      volver

(18) Martínez Albertos, J. L.: Curso general de Redacción Periodística. Madrid: PARANINFO, 2001, pág. 412.     volver

(19) http://www.lavanguardia.es/paginaabierta/      volver

(20) Casasús, J. M.: s /n, Conferencia en la USP-CEU, Febrero, 2001      volver

(21) http://www.lavanguardia.es/defensor/index.html     volver

(22) http://www.elpais.es/encuestas/encuestas.html     volver

(23) VV. AA.: El diario digital. Barcelona: BOSCH, 2000, pág. 179.      volver

(24) VV. AA.: El diario digital. Barcelona: BOSCH, 2000, pág. 183.    volver

(25) http://www.elmundo.es/encuentros_digitales/     volver

(26) http://www.elpais.es/edigitales/     volver

(27) Si bien este informe es de mucha calidad y aporta datos muy interesantes en muchos de los aspectos que trata, en este caso confunde, o mejor dicho, equipara las entrevistas en línea con los foros cuando no son exactamente lo mismo. Para los foros propiamente dichos emplea el término 'debate'. VV. AA.: El diario digital. Barcelona: BOSCH, 2000, pág. 184.      volver

(28) Por ejemplo el La Vanguardia digital: http://www.lavanguardia.es/foros      volver

(29) En la edición digital de El Mundo, se emplean los términos. De hecho tiene dos secciones con este nuevo género y a una la llama foros (http://www.elmundo.es/papel/forosopinion/foros.html)y a otra debates (http://www.elmundo.es/debates/index.html).     volver

(30) http://www.libertaddigital.com/foros/      volver

(31) VV. AA.: El diario digital. Barcelona: BOSCH, 2000, pág. 186.      volver

(32) http://www.elpais.es/foros/      volver

(33) http://foros.abc.es/cgi-local/forosabc/Ultimate.cgi      volver

(34) http://www.larazon.es/foros/      volver

(35) Como es el caso de Comunicación y Medios, que incluye un foro sobre diferentes aspectos de la comunicación a través de Melodysoft. http://www.melodysoft.com/cgi-bin/foro.cgi?ID=ComunicacionyMedios      volver

(36) Por ejemplo, el la sección de cine de DVDenlaRed: http://www.dvdenlared.com/clubdvd/content/default.asp?sectionid=0      volver

(37) Como en la pagína web http://www.fororeflexion.com/     volver

(38) Si se quiere más información acerca de los periódicos en línea españoles, hay que destacar el "Apéndice" en VV.AA.: El periodismo electrónico. Barcelona, ARIEL, 1996. El único problema es que está un poco anticuado. También se puede consultar dentro de Comunicación y Medios la sección correspondiente a la prensa. Aunque en esta dirección no se incluye ningún tipo de comentario sobra cada medio, pero están separados por diferentes categorías (nacionales, deportivos, económicos, en línea, etc.).     volver

(39) http://www.efe.es      volver

(40) http://www.europapress.es      volver

(41) Pero a través de la página web de la ONCE, se puede acceder a todas las informaciones de Europa Press, en http://www.once.es/pd/gc/opdgc30.cfm      volver

(42) http://es.news.yahoo.com/index.html      volver

(43) Aunque se ha convertido en un portal, centrándose más en otros contenidos y dejando la información un poco de lado. Su URL: http://www.telepolis.com      volver

(44) http://www.iconoce.com      volver

(45) Hay que suscribirse previamente: http://es.my.yahoo.com/      volver

(46) http://noticias.ya.com/      volver

(47) http://www.terra.es      volver

 

Bibliografía

- Berrocal Gonzalo, Salomé y García de Torres, Elvira: "Comunicación e información en internet" en Galdón, Gabriel (coordinador): Introducción a la comunicación y a la información. Barcelona: ARIEL, 2001.

- Cabanes, Andrés: Entrevista a Antonio Rodríguez de las Heras. Getafe: inédita, Febrero, 2001.

- Castells, Manuel: La galaxia internet. Barcelona: ARETE, 2001.

- de Pablos, José Manuel: La red es nuestra. Barcelona: PAIDOS, 2001.

- Díaz Noci, J. y Meso Ayerdi, K.: Periodismo en internet. Bilbao: Universidad del País Vasco, 1999.

- Flores Vivar, Jesús y Arruti, Alberto: Ciberperiodismo. Madrid: LIMUSA, 2001.

- Maletzke, Gerard: Psicología de la comunicación social, Quito: CIESPAL, 1976.

- Martínez Albertos, J. L.: Curso General de Redacción Periodística. Madrid: PARANINFO, 2001.

- McQuail, D. y Windahl, S.: Modelos para el estudio de la comunicación colectiva. Navarra: EUNSA, 1997.

- Orihuela, José Luis: "Internet: nuevos paradigmas de la comunicación" en Chasqui nº 77, 2002. URL: http://www.comunica.org/chasqui

- Rodríguez Vilamor, J.: Cómo escribir en internet. Madrid: UNIVERSITAS, 2001.

- Urribarri, Raisa: "El uso de Internet y La Teoría de la Comunicación" en Comunicación y medios, 1999.

- VV. AA.: El diario digital. Barcelona: BOSCH, 2000.

- Casasús, J. M. y Núñez Ladevèze, L.: Estilo y Géneros periodísticos. Barcelona: ARIEL, 1991

- Grijelmo, Alex: El estilo del periodista. Madrid: AGUILAR, 1999.

- Martín Vivaldi, G.: Géneros periodísticos. Madrid: PARANINFO, 1995.

- Núñez Ladevèze, L.: Manual para periodismo. Barcelona: ARIEL, 1991.

- Núñez Ladevèze, L.: Introducción al periodismo escrito. Barcelona: ARIEL, 1995.

- Wolton, Dominique: Internet ¿y después?. Barcelona: GEDISA, 2000.


Comunicación & Medios